¿DESPRECIABLE EXTRANJERO?

 Tu Cristo es judío,

      tu coche japonés.

Tu pizza italiana,

     tu democracia griega.

Tu  café es brasileño,

     tus vacaciones turcas.

Tus cifras son árabes,

      tu escritura latina.

Y tu vecino…

                              ¿Un despreciable extranjero?